¿POR QUÉ?

Desde bien pequeños aprendemos a  saber el por qué de las cosas, y desde ese momento esa pregunta la tenemos siempre presente.

Necesitamos tener  una explicación lógica,  una respuesta que nos convenza el por qué una cosa es así y no puede ser de otro modo.

Aún así, no siempre podemos obtener una respuesta que se adapte a nuestra forma racional de entender las cosas.

Esta pregunta se queda fija en nuestro cerebro inconscientemente a la hora de adquirir un  producto u otro. Nos fijamos en varios detalles: envase, colores, forma de presentar el producto, la calidad, el precio…

¿Por qué comprar este producto y no aquel otro? ¿Qué hace que finalmente me decida por adquirir un producto que en principio no tenía intención de comprar? o es más… ¿Por qué compramos algo que no necesitamos y finalmente     se queda sin utilizar en los armarios?

Por poner un ejemplo,  un personaje popular sale en la televisión con una pulsera y a “todo el mundo” le da por querer la misma pulsera. ¿Por qué?

El comportamiento del consumidor en estos casos viene determinado porque encuentra en ese artículo algo que está de “moda” y de alguna manera le identifica con el estilo, imagen o  popularidad del personaje en cuestión.

Lo mismo ocurre con los servicios. ¿Por qué contratar este servicio y no aquél? ¿Cuál es la diferencia de contratar uno u otro? ¿Qué beneficio me aporta? ¿Qué valor añadido le aporta a la imagen de mi empresa?

Estas son algunas de las preguntas que se hacen  las empresas con las que contacto diariamente al ofrecer los servicios de Akorde soluciones y servicios para pymes.

Para dar respuesta a todas esas preguntas, aquí paso a detallar algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • Existe mayor flexibilidad frente al sistema rígido actual. Akorde ofrece sus servicios en función de las necesidades reales de la empresa. Conforme aumenta la capacidad de la empresa se pueden ir ampliando los servicios.
  • Conversión de gastos fijos en gastos variables. La figura del empleado pasa a convertirse en proveedor de servicios.
  • Mayor adaptación a la capacidad productiva de la empresa. Las empresas tienen mayor capacidad de soportar  gastos independientemente de su producción real, es decir, en función de sus pedidos reales.
  • Delegación de gastos de infraestructura e inmovilizado. Este tipo de gastos es asumido por el proveedor de servicios:  mobiliario, equipos informáticos, software, luz, agua, teléfono, limpieza..
  • Eliminación de gastos sociales. Como consecuencia del cambio de  contratación de empleado al de  proveedor de servicios.
  • Equilibrio de precios. Al tener mayor capacidad de control en los gastos fijos y en la producción real, se pueden establecer precios más competitivos y con mayor estabilidad.
  • Mayor capacidad de compra. Aumenta la capacidad de realizar compras a mejores precios.
  • Creación de autoempleo. Con el sistema convencional de contratación hay una gran limitación de creación de empleo ya que se contrata en función de la capacidad de producción real de la empresa.
  • Mayor integración de colectivos en situación de hándicap. En función de los servicios contratados, el teletrabajo permite acceder al mundo laboral a colectivos que por situación de hándicap se ven desfavorecidos.
  • Delegación de tareas por acumulación o ampliación de horario. En este último caso puede suponer un “valor añadido” a la empresa, ya que no existen tiempos muertos: la atención de llamadas es un típico ejemplo cuando el personal tiene que salir a almorzar o ha finalizado su jornada de trabajo.
  • Conciliación laboral y familiar. Tanto para el personal de la empresa como para el teletrabajador, la delegación de funciones supone una reducción de stress y una mayor conciliación laboral y familiar.
  • Mayor control en la rentabilidad de la empresa. Como consecuencia de todos los factores citados anteriormente.
  • Establecimiento de relación de confianza. Es requisito indispensable para una buena relación y colaboración.
  • Reducción de impacto ambiental. En función de los servicios contratados puede suponer una reducción en el consumo de energía y contaminación del medio ambiente.

Estas son algunas de las respuestas para todas aquellas empresas que se preguntan  por qué contratar un servicio de Akorde soluciones y servicios para pymes.

Estamos acostumbrados a contratar servicios profesionales de albañileria, fontanería, electricidad, informática, mecánica, limpieza….

¿Por qué no contratar un servicio profesional administrativo?

Si estabas buscando algo diferente que de solución a tus necesidades ..

“Ya lo has encontrado”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s