Cambalache

Estas últimas semanas han sido un poco difíciles, más si cabe, por la realidad que nos ha tocado vivir y no puedo quedarme indiferente.

Y es que por mucho que queramos centrarnos en nuestra labor del día a día no podemos olvidar que vivimos en el mundo y en esta España de Cambalache.

Llevamos unas semanas calientes, muy calientes y no solo a nivel político.

Comenzando por los incendios que vivimos en la Comunidad Valenciana que han arrasado más de 50.000 hectáreas, y que provocó  además la muerte de un piloto de helicóptero que participaba en labores de extinción.

Hemos sido testigos de la “marcha negra” tal y como ha sido conocida en todos los medios  la marcha de 19 días secundada por los mineros al grito de : “Si esto no se arregla guerra, guerra y guerra” o “Si no hay solución, habrá revolución”.

Para rematarlo esta semana el gobierno nos ha anunciado el “regalito” de la subida del iva y la retención de IRPF para los autónomos, mientras que una diputada gritaba QUE SE JODAN!.

Sé que esta diputada ahora ha pedido perdón públicamente después de 6 días y  tras una amonestación verbal y escrita. Pero eso no le quitará cobrar este mes y los siguientes con los impuestos de todos.

No puedo quedarme indiferente.

Pero además, curiosamente, esta semana en facebook están saliendo a la luz algunas “verdades” sobre grandes firmas, inclusive de alimentación.

Y no es que me alegre por ello, pero muchas de estas “grandes”, han estado dentro de la política del “todo vale”, guardando los valores en un cajón y  centrándose en conseguir beneficios a toda costa.

Los valores perdidos, son los que en estos momentos más echo en falta. Quizá porque me eduqué en una familia sencilla entre anuncios en televisores en blanco y negro. Los hermanos pequeños no rechistaban por “heredar” la ropa de los mayores y se compraba en “casa de pauet, bertín, la nella…”. Pequeños negocios regentados por personas y para personas.

Sólo deseo que entre todo este Cambalache que nos ha tocado vivir, seamos capaces de mirar hacia adelante con valentía y crear nuevas generaciones de empresas “por y para” las personas.

Anuncios